Archivos para marzo, 2011

Últimamente he tenido algún que otro encontronazo con amigas (en femenino) por el uso del lenguaje de género. La verdad es que me sorprende mucho la postura burlesca de la gente hacia los temas del uso de un lenguaje igualitario, y más cuando esas personas son o manifiestan ser de izquierdas. Me sorprende y me decepciona que personas altamente cualificadas y que incluso tienen en su mano la educación de jóvenes se mofen abiertamente del uso del lenguaje de género.

Bien es cierto que mucha “culpa” de esto la tienen algunos medios y/o profesionales de la comunicación que piensan que el lenguaje de género consiste tan sólo en usar la “/a” al final de palabras o artículos en masculino. La verdad es que resulta pesado y en ese caso no me extraña que cause la burla de las personas lectoras.

Que una persona joven rechace la idea de ser feminista me parece un error por parte del movimiento feminista, sobre todo en España, anclado hasta hace pocos años en una lucha de poderes que mucha gente identificaba como una guerra de sexos. El momento histórico quizás necesitaba esta postura, pero el problema en mi opinión es que el movimiento feminista no ha sabido transmitir de la mejor forma su ideología, y por eso aún hoy provoca rechazo, muchas de las veces dentro del colectivo femenino. En una entrevista una política me dijo orgullosa: “No soy feminista, pero sí femenina”, imaginaos mi cara al escucharlo.

En fin, me he desviado un poco del tema… En este día en el que el mundo celebra el Día de la Mujer, aprovecho para reivindicar el uso de un lenguaje de género utilizado con profesionalidad. En el colegio nos enseñaban que la lengua es neutra, pero no debe ser así, porque las personas no lo somos; somos mujeres y hombres que debemos vernos incluidas e incluidos en los discursos. El utilizar un lenguaje de género correctamente es una cuestión de voluntad que muchas veces se echa en falta incluso dentro de nuestro sector (ONG, etc.). (más…)