Entrevista a Silvia Fernández, expatriada de la ONG Rescate en Siria-Jordania

Publicado: 23/05/2011 en Actualidad, Entrevista, Género
Silvia Fernández es licenciada en Filología Árabe y especialista en cooperación internacional. Con una amplia trayectoria profesional y habiendo pasado por diferentes países (Chile, Botswana, Namibia) es ahora responsable de convenio en la zona de Oriente Medio, habiendo vivido en Siria hasta que las revueltas ocurridas en el país han obligado a la ONG Rescate Internacional a retirar su personal expatriado de la zona, trasladándolo a Jordania.
Rescate Internacional trabaja en diferentes ámbitos de acción social, y desde 1996 en cooperación internacional al desarrollo, actuando en países que han sugrido conflictos y que tienen poblaciones de refugiados y/o desplazados. Actualmente trabaja en Albania, Bosnia-Herzegovina y Kosovo, en Europa; Sierra Leona, Burundi, Sudán, Rwanda, Etiopía, Angola y en República Democrática del Congo, en África; Afganistán, Jordania y Siria, en Asia; Colombia, en América Latina.
Así mismo, Rescate ejecuta proyectos de sensibilización y Educación para el Desarrollo desde 1999.
Silvia está en la zona desde hace más de un año, aunque se lleva trabajando en el área desde 1997.Pregunta: ¿Cuáles son los objetivos de los proyectos de los que te encargas?

Respuesta: Generación de ingresos a través de formación profesional y entrega de microcréditos. Atención sanitaria (general, ginecológica y psicológica) a mujeres vulnerables (ingresos por debajo del umbral de la pobreza) y refugiadas (palestinas e iraquíes). Atención y protección de la mujer (centros de asistencia jurídica, social).
P. ¿Cómo es la vida de las mujeres que viven en estos campos de refugiados?
R. En Jordania desgraciadamente no poseen los mismos derechos que los ciudadanos jordanos, el acceso al trabajo está muy limitado lo que implica que el mayor indice de desempleo se dé en estos campos. Mientras, en Siria gozan de los mismos derechos que los ciudadanos sirios, pero a pesar de esto y debido al carácter tan conservador de la sociedad la mujer continua desempeñando su labor en casa. Hay un alto porcentaje de trabajo infantil. Asimismo, la falta de apertura y formación implica un desconocimiento de medidas de salubridad, y por supuesto en relación a salud sexual y reproductiva. En los campos de refugiados se encuentran las tasas más altas de natalidad en la región, dependiendo de la zona en torno a cinco hijos por mujer.P. ¿Cuál es el rol de las mujeres en Siria? ¿Cuáles han sido sus conquistas?
R. La mujer urbana ha conseguido muchos avances, no nos olvidemos que en el gobierno sirio hay una altísima participación de mujeres. De hecho, la asesora del presidente es una mujer. Un caso muy diferente es la mujer rural, donde todavía están establecidas unas reglas muy rígidas sobre la conducta moral de la mujer. Por ello, la mayoría están relegadas a la casa y cuidado de los hijos. En zonas del Sur, Noreste de Siria, así como en campos de refugiados, existe un porcentaje altísimo de mujeres casadas por debajo de los 16 años, las cuales a la edad de 30 ya han dado a luz 6 o 7 hijos. La poligamia es una práctica no habitual y no aceptada a nivel social en Siria, lo que implica que la familia es lo más importante y por tanto la mujer es quien debe hacerse cargo de ella. Este papel no significa que la mujer no exprese su opinión libremente. Las mujeres sirias son bien conocidas por su fuerza y capacidad de lucha.

P. ¿Es difícil trabajar en temas de género en países árabes?
R. En absoluto. Cada vez más los gobiernos son conscientes de la importancia del papel de la mujer a nivel socio-económico. Si es cierto que debemos seguir trabajando muy duro, sobre todo a nivel gubernamental, para mejorar leyes relacionadas con la igualdad de género en temas como la herencia o el divorcio.
Debemos continuar con nuestras campañas de sensibilización sobre los derechos de las mujeres en la región a nivel ciudadano para seguir enseñando la importancia de la inclusión de la mujer en la vida laboral y en la toma de decisiones.
Me gustaría enfatizar que la sociedad civil local, así como los propios gobiernos con los que trabajamos en ningún caso discriminan por cuestión de género; es más, debo aclarar que la mayoría de los puestos de responsabilidad están ocupados por mujeres.

P. ¿Han afectado las revueltas en Siria al desarrollo de los proyectos? ¿Cómo?
R. Han afectado a algunos en el ritmo de trabajo. Al ser centro de formación profesional y de atención, se considera que el acto de reunión puede suponer un peligro para la seguridad nacional, por lo que se han reducido considerablemente estas actividades, de momento.

P. ¿Hay planes a medio y largo plazo para seguir trabajando en la zona?
R. Por supuesto. Tenemos identificado un proyecto en Dara’a, donde más se ha visto afectado por las revueltas. Y estamos identificando un Convenio en la zona Noreste de Siria que seguramente presentaremos el próximo año. Actualmente, en Jordania continuamos con nuestro proyectos con toda normalidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s