Archivos de la categoría ‘Personal’

Ayer estuve haciendo unas gestiones por el centro de Madrid. Tuve que pasar por la calle Preciados, una de las más comerciales de la capital. Creo que debí cruzarme con unas treinta personas dedicadas a captar fondos para diferentes ONG. Y ese tema es el que me gustaría plantear hoy a modo de debate: ¿es realmente efectivo el trabajo de esta acción de fundraising?

Sé que estamos en tiempos difíciles para la financiación de proyectos de cooperación al desarrollo. Los fondos destinados a estas partidas son cada vez menores y alguna gente comienza a rechazarlos con la excusa de la crisis, el típico “primero para nosotros” del que ya hemos hablado en otro post. Sin embargo, también es una situación crítica para muchas personas (entre las que me incluyo) que cuentan con ingresos cero y no pueden permitirse en estos momentos hacer ninguna clase de donación. Comprendo que las personas que captan estos fondos a pie de calle tienen que hacer su trabajo, sin embargo, siento muchas veces como la gente les huye, corren despavoridas, sacan el teléfono para simular una conversación, la típica excusa de “tengo prisa”,… o simplemente les ignoran.

Otras veces, y hablo por experiencia propia, son los captadores quienes no muestran la sensibilidad adecuada. Cuando rechazas hablar con ellos porque sabes lo que quieren (aportación económica) y no puedes (y de verdad que no puedes), personalmente lo único que se me ocurre es decirles un amable “lo siento, no puedo colaborar”. Al decir esto es cierto que la mayoría te responden con un igualmente agradable “gracias” y una sonrisa. Sin embargo, hay otros casos, los menos, que a mi entender deberían ser desterrados de la actuación de estos captadores. Respuestas como “qué pena, ser tan joven y no ser ecologista” (a voz en grito), “hay que ser más solidario”, risitas o carcajadas con los compañeros cuando alguien rechaza colaborar, por no hablar de los que se te acercan diciendo que no hay que pagar nada y al final te confirman que evidentemente, la colaboración consiste en hacer una aportación económica.CAPTACION-540x360

Imagino que las ONG y las empresas de marketing que mayoritariamente hacen estas labores (no entramos ya en las condiciones laborales de las personas que captan fondos a pie de calle) habrán hecho estudios de rentabilidad y habrán visto que reportan beneficios. Sin embargo, creo desde mi humilde punto de vista de ciudadana tipo, que habría que repensar este tipo de fundraising, con el que mucha gente llega a sentirse incómoda por los métodos utilizados.

¿Qué opináis? ¿Qué métodos alternativos utilizaríais para captar fondos en la calle?

Números

Publicado: 05/02/2013 en Empleo, ONG, Personal, Varios

Como no es suficientemente desoladora la vida de desempleada-sobrecualificada-pensando-en-irte-de-tu-país-para-que-alguien-te-dé-una-oportunidad-laboral, el domingo por la noche, a eso de las 23:30, recibí el mensaje más desolador y con menos respeto desde que comencé a buscar trabajo con 23 años. Os lo copio a continuación:

“Hola. Gracias por enviarnos tu curriculum. Hemos recibido 2243 curriculums hasta hoy. Si el tuyo fuera el seleccionado para las 10 entrevistas finales contactaremos contigo. Un cordial saludo.”

No, no viene de una multinacional ni de una empresa de esas que forman parte de los sinvergüenzas de la CEOE o que cotizan en bolsa, de esas en las que nadie piensa que tengan una pizquita de humanidad. El “amable”, “alentador” y “motivador” mensaje procedía de una ONG… y encima tenemos que dar las gracias por la simple razón de que nos hayan contestado a 2.243 personas. No me quiero imaginar la de horas que estarían enviando mails (con razón me llegó un domingo a horas intempestivas) y mucho menos la hoja de excel en la que han metido las 2.243 direcciones de correo electrónico para contestar a cada uno de los candidatos y candidatas a la oferta laboral en cuestión.

Pues bien, a partir del mail recibido me dispongo a escribirle una contestación abierta a semejante comunicado: (más…)

Hoy he sentido una mezcla de vergüenza, de miedo, de tristeza, de rabia, de asco y de pena cuando he leído en un medio de tirada nacional una noticia en la que se criticaba que el Gobierno destinase fondos de cooperación a proyectos que defienden los derechos humanos. Como oyen. Aquí está la nota a la que me refiero:

http://www.larazon.es/noticia/1028-exteriores-subvenciona-con-9-000-euros-el-respeto-a-las-transexuales-en-el-caribe

Entiendo que cada medio tenga una línea editorial con la que la ciudadanía más o menos puede sentirse identificada. Entiendo que se critique que las ayudas a víctimas del terrorismo o personas con discapacidad sean más bajas de lo que cada uno espera. Pero lo que no entiendo es que se ataque ferozmente y de esta forma tan detestable la financiación para proyectos que buscan un mundo más justo, que busca que cada persona del mundo sea respetada sin que tenga que ser menos por unas u otras razones. Aquí no entran cuestiones religiosas o políticas, aquí entran cuestiones de sentido común, de humanidad. (más…)

Veréis, este post tiene algo más que ver con lo personal, pero no deja de tener también cierto aspecto profesional. En unos días cumple 30 años una ONG en la que pasé trabajando más de dos años. Veo en su web numerosas palabras de felicitación que alaban la magnífica labor que desde luego reconozco que se ha realizado durante estos años en América Latina. Sin embargo, no encuentro palabras de personas que han trabajado ahí ni mucho menos palabras de reconocimiento a la gente que ha pasado por sus instalaciones y que sin duda han contribuido al buen trabajo de la institución. A mí ni siquiera se me ha enviado la invitación de forma institucional. No penséis que salí de allí malparada, sino todo lo contrario, incluso estuve haciendo trabajo sin cobrarlo y con mucho gusto que lo hice.  No obstante, pensé que quizás habría sido un pequeño despiste y allí que les envié mi felicitación y mi ofrecimiento para juntas seguir trabajando por otro mundo que sin duda es posible. Ni una respuesta, ni un agradecimiento… pero sin embargo mucha publicidad en su página web a mensajes de alabanza por parte de organizaciones en países en los que trabaja. Y mi pregunta es la siguiente: ¿qué credibilidad tienen algunas instituciones sin fines de lucro si luego no cuidan a sus propios trabajadores y extrabajadores? Los derechos humanos y de los trabajadores, y sobre todo los valores hay que fomentarlos en todos los países del mundo, incluido en el mismo desde el que “se opera”. Sin embargo algunas organizaciones sin fines de lucro no valoran suficientemente el capital humano de las personas que trabajan y/o que han trabajado con ellas, no entiende que un trabajo de este tipo comprende valores institucionales pero sobre todo valores personales. De todas formas quiero pensar, aunque sé de buena fe que no es algo aislado, que es una situación individual. Ojalá muchas organizaciones y empresas comiencen a entender que el trabajo horizontal es la base de los éxitos logrados a lo largo de una andadura. (más…)